España se lleva el podio masculino en el Europeo júnior de 420, con los gallegos colgándose plata y bronce

Vilagarcía, 30 de julio de 2019.- Tres de tres. El podio masculino sub-19 del Campeonato de Europa júnior de 420 fue netamente español. En Sesimbra 2018, oro y bronce; pero esta vez la Armada Invencible firmó el pleno. Oro para los mallorquines Conrad Könitzer y Fernando Rodríguez (CN S’Arenal), plata para el arousano Jacobo García y el coruñés Toni Ripoll (RCN Sanxenxo) y bronce para el vigués Martín Wizner y el pontevedrés Pedro Ameneiro (RCN Vigo).

Y eso que fue una jornada complicada. Previstas dos pruebas a partir de mediodía, el viento decidió no presentarse en el campo Bravo. La flota se encaminaba al Alfa, el utilizado los dos días anteriores para completar el programa de pruebas, pero Eolo no se entablaba y continuaba la espera. Solo quince minutos antes de las cinco de la tarde, la hora límite el comité de regatas decidía que el Grupo Oro podía ya competir al entrar un viento de 15 nudos -el Plata y los sub-17 ya se habían ido a tierra sin poder regatear- y solo cuatro minutos antes de la hora se daba la salida.

Con muchos cambios de intensidad y viento del 320 inestable, Könitzer y Rodríguez no arriesgaron. De hecho, hicieron un puesto 40. No querían ningún fuera de línea, ningún error que les costara el oro y además jugaban con que su ventaja era sustancial. El arousano Jacobo García, vigilante de sus rivales israelitas, hizo una salida limpia (“nos esperábamos más presión por su parte”, reconocía el patrón arousano) y él y Ripoll vieron claro que el tercer puesto estaba amarrado. Después, Wizner y Ameneiro se confundían en el recorrido cuando aún estaban en puntos para la medalla de plata y se iban más atrás. García y Ripoll no perdonaban. Sextos en la regata, la única del día, y plata. Wizner y Ameneiro firmaban un 28º, su peor resultado de la semana, pero se aferraban al podio masculino sub-19: bronce.

Fernando Rodríguez, en la ceremonia de entrega de premios, resumía así el verano: “Perfecto no sé, pero bastante bien sí; lo hemos dado todo, con muchas horas de entreno, y hemos acabado la temporada lo mejor posible”. Su compañero Conrad confesaba que a la regata final llegaron “bastante relajados, teníamos el objetivo claro de tener la paciencia que tuvimos. Sabíamos que podíamos ganar el título si no hacíamos un resultado no descartable y por eso íbamos a evitar colisiones o fallos grandes”. Tras su última regata juntos (pasan de edad sub-19), el futuro los lleva a las clases olímpicas.   

Por su parte, el arousano Jacobo García explicó que “estábamos nerviosos, nuestros rivales nos iban ganando, pero poco a poco fuimos remontando y, cuando vimos que teníamos detrás a los que verdaderamente nos importaban, los israelitas, fuimos sin presión. Porque lo importante era mantener el podio”. Para él, tras el Mundial “donde nos quedamos cerca del podio y con ganas de más”, esta plata “está genial”.

El poiense Pedro Ameneiro (RCN Vigo), tras acariciar la plata, entiende que “ser terceros de Europa está bien, es algo de lo que alegrarse porque no todo el mundo ni todos los días haces un podio europeo, pero la verdad que nos sabe a poco. El año pasado lo habíamos ganado y veníamos de ganar un Mundial”. E insiste el regatista: “Contentos porque conseguimos remontar tras empezar bastante mal los primeros días. Hoy un fallo en el agua al confundirnos con el recorrido nos ha costado la regata, pero a veces estás muchas horas en el agua, no estás concentrado y esta manga nos pilló desprevenidos”. No obstante “ha habido un podio español y estamos contentos”.

Con esta regata él y Wizner ponen punto final a unas temporadas fabulosas. Ameneiro, según explicó, se va “a Mallorca a estudiar Medicina y Martín al 49er”.

A la fiesta española sub-19 se unían las polacas Zofia Korsak y Karolina Cendrowska, que además de asegurarse el título femenino sub-19, concluían terceras la general al imponerse en la regata a todo el Grupo Oro. “Es muy agradable navegar aquí y estamos muy emocionados porque hemos sido primeras y hemos vencido a todos los chicos. Estamos muy felices”, decía eufórica. “Creo que este es el mejor momento de nuestras vidas. Es increíble navegar juntas”, celebraba la patrona polaca.

En la flota sub-17, título para Ange Delerce y Timothee Rossi (Société des Régates d'Antibes), subcampeones del mundo en Vilamoura 2019. Las estadounidenses Vanessa Lahrkamp y Katherine McNamara (American YC) se llevaron la general femenina, pero Neus Ballester y Andrea Perelló (CN Sa Rápita) se ganaban el título de campeonas continentales. Y sus compañeros de selección las manteaban en la ceremonia de entrega de premios, en la Praza de Galicia de Vilagarcía, donde sonaron los himnos español, francés y polaco en honor de los campeones continentales de 420.

En esta clase España conquistaba el exclusivo trofeo V Centenario de la Vuelta al Mundo de Magallanes y Elcano como mejor nación. El premio, un busto de Juan Sebastián Elcano donado por la Armada.  

Clase 470. Vigésimo primeros un año atrás en los Europeos de Sesimbra 2018, bronce en el Mundial de Portoroz 2019 y, ahora, oro en Vilagarcía. Los alemanes Lucas Schlüter y Frederick Eichhorst (Postdamer Yacht Club) han protagonizado una progresión imparable en doce meses, justo como a lo largo de las doce regatas de este campeonato continental júnior.

El berlinés Eichhorst lo había anunciado el día anterior. La defensa del primer puesto sería posible “si no cometemos ninguna estupidez”. Y ni él ni Schlüter, nacido en el pequeño pueblo de Stahnsdorf, se equivocaron. Control sobre los “Nikos” (Nikolaos Brilakis y Nikolaos Georgakopoulos, Piraeus Sailing Club), tercer puesto en la Medal Race solo por detrás de Yves Mermod y Cyril Schüpbach, vencedores de la Medal, y de Jimmy Marchand y Aurélien Barthélémy, segundos, y oro para el equipo alemán. Los griegos tuvieron que conformarse con la quinta plaza en un campo de regatas más próximo al paseo marítimo para que fuese seguido por el público.

“Hoy fue un día muy complicado y, a veces, muy difícil. Lo que hemos conseguido ha sido más de lo esperado, estamos muy felices y ha sido un verano y una temporada fantásticas”, decía el tripulante alemán.

En categoría mixta, Italia se llevó el oro. Andrea Totis (LNI Mandello) y Alice Linussi (Società Velica di Barcola e Grignano) fueron séptimos en la prueba del día mientras que sus más directos rivales, los británicos Vita Heathcote y Ryan Orr, sufrían una penalización en el control de firmas (STP) aunque la plata la tenían segura. Bronce para los campeones del mundo júnior en Portoroz hace unos días, Maria Vittoria Marchesini y Bruno Festo. Para Totis y Linussi, un verano excelente: en Portoroz fueron mordieron plata.

En el 470 femenino, Theres Dahnke y Birte Winkel (Plauer Wassersportverein e.V./Schweriner-Yachtclub) acabaron la Medal Race como empezaron el campeonato: ganando. Diez triunfos en doce regatas. La plata, para sus compañeras del equipo nacional teutón, Luise y Helena Wanser (Nordtdeutscher Regatta Verein), campeonas del mundo júnior en Eslovenia a principio de mes y plata ahora. Alemania manda, pues Dahnke y Winkel venían con el bronce mundialista.

Y Alemania se adjudicaba el trofeo V Centenario de la Vuelta al Mundo como mejor nación de este Europeo júnior de 470.  

Gobierno de Galicia. El secretario xeral para o Deporte de la Xunta, José Ramón Lete, principal patrocinador del evento, aseguró que “Galicia es top tanto a nivel nacional como a nivel internacional, ya no solo por el nivel de sus deportistas, sino también en el ámbito organizativo. Creo que tenemos una situación única para practicar este deporte en Galicia. Esta es nuestra apuesta y va a seguir siéndolo, por lo que estaremos encantados de organizar más competiciones de alto nivel”.  

Noticias | 2 de Agosto de 2019 a las 09:01