Los regatistas gallegos, firmes en el Europeo júnior de 420 y 470 para encarar el Grupo Oro en la Ría de Arousa

Vaya jornada más complicada para la flota la de este sábado en Vilagarcía... y que realmente duró hasta esta misma mañana cuando los jueces aún sancionaron varias protestas que quedaron pednientes doce horas antes. Y eso que el día de ayer prometía en cuanto a condiciones de viento. Pero este decayó en el área Bravo, la más alejada de Vilagarcía, y el Comité de Regatas incluso tuvo que anular una prueba mientras se estaba disputando. Vuelta a empezar.

Apretaba el sol y, en consecuencia, decaía el viento. Y lo que parecía una jornada estupenda para la Armada Invencible, con segundo puesto de Martín Wizner y Pedro Ameneiro (RCN Vigo) en la primera regata de la tarde y un día de resolución rápida, se convirtió en una larga espera para las flotas Open y sub-17 de 420.

Hasta tal punto que una vez concluidas las pruebas de los 470 en el campo Alfa, el más próximo al Centro Galego de Vela, los 420 se mudaban para esa área, la misma que recibió en abril pasado el Campeonato de España de la clase. Allí el viento alcanzaba los 14-15 nudos y se pudo completar el programa de pruebas y cerrar sin problemas la fase clasificatoria. No obstante, las horas en el agua ya se incrementaron para parte de la flota y el Grupo Azul concluía la clasificatoria a las 19:55 horas.

La flota española, con tripulaciones punteras coincidentes en el Grupo Amarillo, estuvo a alto nivel. Los baleares Könitzer y Rodríguez (un séptimo y un tercero inicialmente, luego pasaron a ser sextos en las revisiones) perdieron el liderato por un punto (16 por 17 puntos), luego lo recuperaron, después lo perdieron en función de las resoluciones. Al final van líderes y siguen con sus opciones intactas y tomando buenas decisiones en el agua (1-5-[8]-1-6-3). Aviv Rozen y Tomer Hendel, con un segundo y un sexto lugares en el Grupo Azul para una serie excelente ([13]-1-2-5-2-6), se meten colíderes (16 puntos) en el final de las regatas clasificatorias. Terceros, los polacos Patryk Kosmalski y Tomasz Lewandowski, discretos en el Europeo de Sesimbra 2018 (novenos de la general europea sub-17) y que no acudieron al Mundial de Vilamoura, pero que encadenan una serie muy regular (8-[28]-1-2-8-1) para un total de 20 puntos.

Y dentro del equipo nacional, la flota gallega saludó su mejor día en líneas generales. Aunque el arousano Jacobo García y el coruñés Toni Ripoll pincharon en la primera prueba (decimonoveno puesto tras adjudicarle inicialmente un vigésimo lugar, que se convierte en su descarte), el barco del Real Club Náutico de Sanxenxo volvió a ser sólido en la segunda regata (octava plaza) y es quinto en la general con 27 puntos. Pierde un puesto tras atender el Comité de Regata una petición de reparación del barco germano de Johnathan Steidle y Leonardo Honold, que se coloca cuarto. Wizner y Ameneiro, además del segundo lugar, firmaron un séptimo y ya son octavos con 33 puntos. Con el baile de protestas llegaron a ir sextos pero lo primordial es que se han recuperado, avanzando trece posiciones en dos días. Además, Melsion Rosselló y Pedro Ginard (RCN Palma), con un cuarto y un primero, se emplazan ayer por la tarde en el noveno lugar (34 puntos)... hasta que una protesta los descalificó de la primera regata (DSQ 47) y bajan al decimoséptimo lugar con 53 puntos. Un varapalo.

En categoría femenina, Melina Pappa y Maria Tsamopoulou (Piraeus Sailing Club), novenas en la tabla (34 puntos), pifiaron al inicio (puesto 15, después se le adjudicó el 14º) y lo arreglaron después (victoria parcial que se quedó en un segundo lugar en la pugna administrativa y en las revisiones). Las polacas se han colado en la batalla por el podio (Zofia Korsak y Karolina Cendrowska, 40 puntos) y Marina Garau y Blanca Cabot (CM San Antonio de la Playa), con 45 puntos y más regulares (un séptimo y un décimo) están en puesto de medalla de bronce.

En cuanto a la flota sub-17, el liderato cambia por segundo día consecutivo. Los mallorquines Antonio Martino y Joan Catalá (Club Marítimo San Antonio de la Playa) pasan al segundo lugar tras dos discretas regatas (octavo y decimosegundo puesto). Suben a la cima los italianos Oscar Pousché y Luca Coslovich (Società Nautica Pietas Julia), cuya serie le otorga 23 puntos (3-6-7-6-[18]-1). Y eso que empezaron mal el día, pero el primer puesto final lo arregló todo. Martino y Catalá, con 28 puntos ([STP 22]-1-6-1-8-12), siguen arrastrando la penalización administrativa inicial. Mientras, los lanzaroteños Alberto Morales y Miguel Bethencourt bajan a la quinta plaza con un 21º y un 23º y descartando su último resultado para acumular 37 puntos netos.

En categoría femenina sub-17, mando en plaza para Neus Ballester y Andrea Perelló (CN Sa Rápita).

Clase 470. Y de repente Eolo cambió de dirección y los líderes ya no lo son tanto. Van primeros todavía, sí, pero ya empatados a puntos. Porque el Grupo Oro del Europeo júnior de 470 masculino y mixto se inició con sorpresa. Los franceses Jerome Demange y Luc Guimbertaud (85034 CNHR), tras cinco triunfos consecutivos en la fase clasificatoria, se alejaron del Top Ten en las dos pruebas de la flota que ya pelea por el título. Dos decimosegundos puestos en el campo habitual, el Alfa, los ha igualado con una tripulación sin tan deslumbrante éxito, pero con una regularidad pasmosa: los griegos Nikolaos Brilakis y Nikolaos Georgakopoulos (Piraeus Sailing Club).

Un segundo y un tercero de los “Nikos” -para simplificar- los ha colocado con 17 puntos (serie de 2-4-2-4-[5]-2-3), los mismos que la tripulación bretona. Hay pelea por el oro. Otros que se sienten cómodos en aguas de la Ría de Arousa son los germanos Lucas Schlüter y Frederick Eichorst (Postdamer Yacht Club), también muy fuertes con un registro de 4-5-1-3-3-[8]-4 para 20 puntos.

Las victorias parciales del día fueron para los polacos Marcin Urbanski y Maciej Krusiec (OKZ Olsztyn) y para los galos Jimmy Marchand (CN Neptunes) y Aurélien Barthélémy (BN Mascareignes). Aquellos son decimoctavos porque en la última regata clasificatoria sufrieron un fuera de línea; estos van en quinto lugar con 28 puntos, los mismos que el nuevo líder en 470 mixta, los británicos Vita Heathcote y Ryan Orr, que con un tercero y un quinto han sido más fiables que los campeones del mundo (Maria Vittoria Marchesini y Bruno Festo, de la Società Velica di Barcola e Grignano y de la LNI Mandello), que sufrieron dos severos resultados (9º-14º, 40 puntos) aunque son décimos en la general.

¿Son ahora los “Nikos” favoritos? “No lo sé”, dice Georgakopoulos. “Tenemos todavía cuatro regatas, más la Medal Race, y los franceses hicieron un buen trabajo en la clasificatoria. Pero lo importante es ahora en el grupo oro, que es lo más difícil porque cada uno navega a su manera”, dijo el heleno. El tripulante reconoció que funcionó su táctica: “Estuvimos atentos y seguimos el plan de lo que pensábamos que iba a pasar”. Y pasó.

En cuanto a la flota española, un día malo en el Grupo Oro, donde se escapan las opciones de María Bover (RCN Palma) y Julio Alonso (RCN Gran Canaria), ya a 31 puntos del bronce.

En categoría femenina, las Wanser, Luise y Helena (Nordtdeutscher Regatta Verein), firmaron un primer y un segundo puesto mientras sus compatriotas y líderes Theres Dahnke y Birte Winkel (Plauer Wassersportverein e.V./Schweriner-Yachtclub) se mostraban más discretas esta vez (6º-4º), por lo que la distancia se achica (9 puntos de estas, 14 de aquellas).

Noticias | 28 de Julio de 2019 a las 12:16